CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

28/04/2016

Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha: la administración sanitaria debe indemnizar, por pérdida de oportunidad terapéutica, por el retraso en el diagnóstico precoz de un cáncer de mama

Es notorio y aconsejable que las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama y que hayan superado cierta edad, deben someterse a mamografías periódicas, dado que la detección de la existencia de un carcinoma, en ocasiones precoz, puede suponer no ya un tratamiento exitoso sino mínimamente invasivo.

Con esta prevención, una paciente usuaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha -SESCAM- solicitó y se practicó una mamografía por conducto de su médico de cabecera, que fue realizada por el correspondiente Servicio de Radiología. La prueba detectó carcinoma en estadio inicial; sin embargo, el médico no consultó el resultado de la prueba ni, en consecuencia, informó a la paciente que, por su parte, tampoco interesó el resultado de la prueba a pesar de que visitó a su médico hasta en 16 ocasiones posteriores a la realización de la prueba por motivos distintos de ésta, asumiendo que la prueba habría sido negativa por no haberle el médico comunicado nada. Esta situación se prolongó a lo largo de un año, al cabo del cual la paciente se percató de un bulto en su mama izquierda.

Semejante suceso motivó la actuación de la Inspección Médica, que emitió informe en que se determinó la existencia de un supuesto de pérdida de oportunidad terapéutica y consideró que en el caso hubo una negligencia en la labor del médico de atención temprana por no consultar el resultado de las pruebas que él mismo requirió. Sin embargo, el SESCAM rechazó indemnizar a la paciente, excusando que era obligación de ésta interesarse por el resultado de la prueba.

Llegados a la vía judicial, el Juzgado de lo contencioso-administrativo condenó a indemnizar al SESCAM y, ponderando las circunstancias personales de la paciente y la pronta rapidez y eficacia del tratamiento practicado -con resultado en la última consulta de libre de la enfermedad-, fijó una indemnización de 120.000 euros, ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en su sentencia de 4 de enero de 2016.

Ambos tribunales partieron de la base que solamente se actuó sobre la afección en el momento en que la paciente presentó un nódulo en la mama afectada, cuando una detección previa, posibilitada por el informe radiológico, hubiera podido conllevar un tratamiento menos agresivo y un pronóstico mejor. Sobre esta afirmación se determinó la responsabilidad de la administración sanitaria con arreglo a la doctrina de la pérdida de la oportunidad terapéutica: al no haberse dado traslado de los resultados a la paciente y, en particular, de la recomendación de control, la posterior detección un año después retrasó el diagnóstico y el pronóstico de mejoría.

En este sentido, la no consulta del resultado por parte del médico se equipara a una defectuosa información a la paciente, determinante de un retraso injustificado, siendo irrelevante que la paciente no solicitara cita expresa para que se le informara de los resultados, pues no excluye el hecho de que el médico de atención primaria tuvo a su disposición el resultado de los informes y la oportunidad de dar traslado personal a la paciente con ocasión de las visitas posteriores visitas de ésta a aquel.

Por otro lado, nadie indicó a la paciente que tenía la obligación de solicitar a su médico de atención primaria el resultado de las pruebas, y su actuación, tal como quedó reflejado en el informe de la Inspección Médica, estuvo lejos de ser despreocupada por el problema relativo a su salud, pues mantuvo una activa conducta a la hora de someterse a pruebas para descartar la incidencia de un posible cáncer.

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es