CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

22/01/2016

Tribunal Supremo: la inclusión de datos erróneos en un registro de morosos respecto de una deuda constituye una intromisión ilegítima en el derecho al honor susceptible de indemnización

Por los servicios de telefonía móvil, Telefónica emitió factura a un cliente en abril de 2012 por un importe de 762,79 euros; factura con la que el cliente se mostró disconforme por excesiva: rechazó su pago y presentó una solicitud de arbitraje de consumo.

En cuanto recibió la solicitud de arbitraje, Telefónica comunicó la deuda junto con los datos personales del cliente a Experian Bureau de Crédito y Equifax Ibérica, empresas que gestionan ficheros de datos sobre solvencia patrimonial, atribuyendo al cliente una deuda de 762,79 euros.

El arbitraje terminó en enero de 2013, mediante laudo que fijaba la cantidad adeudada en 613,19 euros. A pesar de ello, Telefónica comunicó nuevamente los datos de su cliente a más ficheros de morosos por una deuda de 762,79 euros, si bien semanas más tarde corrigió el importe de lo adeudado y lo redujo a su cantidad exacta.

El caso es que durante los dos periodos en que los datos personales del cliente permanecieron en aquellos ficheros, dichos datos fueron comunicados a diversas entidades de crédito que solicitaron información sobre la solvencia del afectado.

En base a todo ello, el cliente demandó a Telefónica, Equifax y Experian, solicitando la declaración de la vulneración de su derecho al honor por la indebida inclusión de sus datos personales en los registros de morosos y se las condenase a indemnizarle en la cantidad de 7.500 euros.

Llegado el tema al Tribunal Supremo, afirma este en su sentencia de 22 de diciembre de 2015 que la actuación de Telefónica no respetó la normativa sobre protección de datos personales que rige la comunicación a ficheros de solvencia patrimonial y, en base a ello, la consideró responsable de infringir el honor del demandante, condenándola al pago de la indemnización solicitada.

Para fundamentar su decisión, el Tribunal Supremo se remite a una extensa jurisprudencia sobre la vulneración del derecho al honor como consecuencia de la inclusión de los datos personales en un fichero de morosos y, en concreto, al llamado "principio de calidad de los datos", conforme al cual los datos incluidos en estos ficheros deben ser exactos, adecuados, pertinentes y proporcionados a los fines para los que han sido recogidos y tratados, así como estar siempre actualizados, de forma que respondan con veracidad a la situación actual de afectado.

Por otro lado, la deuda comunicada ha de ser previa, vencida, exigible, impagada y, de ser el caso, debe requerirse su pago previamente al deudor. Por tanto, no cabe inclusión en estos ficheros de deudas inciertas, dudosas, no pacíficas o sometidas a litigio.

Si la deuda es objeto de controversia, por considerar el titular de los datos afectados que no debe lo que se reclama y la cuestión está sometida a decisión judicial o arbitral, la deuda no puede ser inscrita en un fichero de solvencia patrimonial pues la falta de pago no es indicativa de insolvencia del afectado. Puede que la deuda sea finalmente reconocida; pero hasta entonces, no será un dato pertinente ni proporcionado a la finalidad del fichero de solvencia patrimonial, pues éste no tiene por finalidad la simple constatación de las deudas sino la solvencia patrimonial de los afectados.

El Tribunal Supremo hace hincapié en que en estos casos es imperativo efectuar un requerimiento previo de pago al deudor, que tiene por finalidad impedir que se incluyan en los ficheros a personas que por un simple descuido, o por un error bancario que les sea ajeno, o cualquier otra circunstancia, hayan dejado de hacer frente a una deuda vencida y exigible y sin que se vea cuestionada su solvencia. De hecho, Equifax y Experian sí dieron cumplimiento a su obligación de notificar al afectado la inclusión de sus datos en los ficheros de que eran responsables, por lo que se las eximió de la responsabilidad en que incurrió Telefónica.

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es