CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

13/11/2015

Juzgado de Primera Instancia número uno de Barcelona: es abusiva la cláusula de vencimiento anticipado de un crédito a 35 años por el impago de unas cuotas que solo representan el 0,95% del total

Ante el impago de cuatro mensualidades de un crédito hipotecario, pactado a 35 años (420 mensualidades), Bankinter aplicó a los deudores morosos la cláusula de vencimiento anticipado, que supone la reclamación del total de lo adeudado, y reclamó a continuación la ejecución de la hipoteca ante los juzgados de Barcelona.

No hubo lugar a ello, pues el juez, actuando de oficio, lo impidió: mediante auto dictado el 29 de septiembre de 2015, declaró la nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado y denegó al banco el despacho de la ejecución.

La denegación de la ejecución no supone, argumenta el juez, que el vencimiento anticipado de los préstamos sea abusivo. La legalidad de éstas cláusulas tiene su cobijo en el principio legal de libertad de pacto, conforme al cual los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por convenientes, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral ni al orden público; está refrendada por el Tribunal Supremo, que las considera válidas en cualquier caso y circunstancia, y por la práctica, donde es raro encontrar un contrato de préstamo que no incluya esta previsión.

Sin embargo, según la legislación especial de protección de consumidores y usuarios, estás cláusulas solo son válidas en la medida en que no causen, en perjuicio del consumidor, un desequilibrio importante respecto de los derechos y obligaciones derivados del contrato.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), por su parte, ha perfilado una serie de parámetros que los jueces nacionales han de verificar al hacer el control de abusividad de las cláusulas de un contrato en el marco de un litigio: así, el vencimiento anticipado de un contrato solo puede tener lugar ante el incumplimiento grave y de carácter esencial de la obligación del deudor, cual es el de atender las cuotas del préstamo.

En el caso, el contrato de préstamo establecía que el acreedor podría declarar el vencimiento anticipado ante el impago, a su vencimiento, de alguna de las cuotas de interés o de amortización de capital. A su tenor literal, sería suficiente el impago de una sola cuota de intereses para que el banco pudiera acudir al vencimiento anticipado.

Con estos antecedentes, el Juez apreció que el incumplimiento del deudor carecía de ese carácter grave, atendiendo a la escasa proporción de la cantidad impagada en relación con el total del préstamo: 2.542,32 euros de principal, que suponen el 0,95 % del total del préstamo (265.000 euros); por el contrario, estima desproporcionado declarar el vencimiento anticipado en estos términos y, en base a esa desproporción, merced a la protección de consumidores y usuarios, declara la nulidad de aquella cláusula de vencimiento anticipado, denegando el despacho de la ejecución.

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es