CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

30/10/2015

Solicitud y procedimiento de concesión de patentes en la nueva ley

La Ley 24/20125, de 24 de julio, de Patentes, que sustituye la ley homónima de 1986 y cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de abril de 2017, establece un nuevo procedimiento de concesión de patentes nacionales, dirigido fundamentalmente a los innovadores españoles, puesto que son los principales usuarios del sistema nacional dado que las patentes concedidas por esta vía son de origen español en más de un 95 por ciento de los casos.

Presentación de la solicitud

La solicitud de una patente se puede hacer en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), el órgano competente correspondiente de la comunidad autónoma, en los registros de cualquier administración o por correo certificado.

La solicitud deberá contener una instancia de solicitud según modelo oficial, una descripción de la invención para la que se solicita la patente, lo suficientemente clara y completa para que un experto sobre la materia pueda ejecutarla; una o varias reivindicaciones que definan el objeto para el que se solicita la protección, los dibujos a los que se refieran la solicitud o las reivindicaciones, un resumen técnico de la invención y la designación del inventor o inventores o, de no serlo el solicitante, declaración expresiva de cómo se ha obtenido el derecho a solicitar la patente. La solicitud no podrá referirse a más que una invención, de forma que si la solicitud contiene varias invenciones, habrán de ser divididas a fin de que cada una cuente con su propia patente.

No obstante, a efectos de obtener una fecha de presentación anterior y beneficiarse de los efectos de la prioridad, puede entregarse una primera documentación donde se indique que se solicita una patente, las señas del solicitante y una descripción de la invención, con la oportunidad de presentar el resto de la documentación necesaria más adelante.

Las invenciones referidas a materia biológica o biotecnológica tienen un tratamiento específico. En concreto, cuando la invención se refiera a materia biológica o biotecnológica de origen vegetal o animal, la solicitud deberá además incluir sus secuencias biológicas y la mención de su origen geográfico o su fuente de procedencia si se trata de un dato conocido.

Si esta invención no puede ser descrita en la solicitud de patente de manera que un experto pueda reproducir la invención, se considerará que la descripción es suficientemente clara y completa cuando la materia biológica haya sido depositada en una institución reconocida según la legislación internacional y en concreto por el Tratado de Budapest, junto con la información relevante sobre las características de la materia biológica depositada.

Procedimiento de concesión

El órgano que reciba la solicitud dará un número de registro junto con el día, la hora y el minuto en que se ha presentado y la remitirá a la OEPM, que examinará si la solicitud cumple los requisitos formales que le son exigidos y, de ser así, le otorgará una fecha de presentación y la admitirá a trámite.

La OEPM procederá entonces a un examen de oficio, a fin de verificar que la solicitud contiene realmente una invención y ésta puede ser patentable (esto es, que no se trata de fórmulas matemáticas, obras literarias o artísticas, métodos de clonación humanos, tratamientos quirúrgicos, patentar especies vegetales o animales, etc) y emitirá un informe sobre el estado de la técnica, fundado en una búsqueda de información disponible en España y el extranjero.

Esta búsqueda, con el examen técnico y sus conclusiones, constituyen una primera comunicación del examinador al solicitante, a quien se facilita el acceso puntual a la información relevante para decidir mantener su solicitud o, en su caso, patentar en el extranjero dentro del plazo de prioridad.

Superado el examen de oficio, la solicitud se publica en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (BOPI), poniendo a disposición del público la documentación obrante en el expediente. A partir de eses momento, cualquier persona podrá formular observaciones razonadas y documentadas sobre la patentabilidad de la invención.

Una vez publicado el informe sobre el estado de la técnica, si el solicitante decide continuar con la tramitación de la solicitud de patente, habrá de pedir el examen sustantivo de la misma a fin de verificar que la solicitud y la invención que constituye su objeto cumplen los requisitos formales, técnicos y de patentabilidad establecidos por la ley.

Al solicitar el examen sustantivo, el solicitante podrá contestar a las observaciones y objeciones que el examinador hubiera formulado en el informe sobre el estado de la técnica, y tendrá la oportunidad de modificar la solicitud a fin de ajustarse a las exigencias legales.

Si el examen sustantivo no revela la falta de ningún requisito que lo impida, la OEPM concederá la patente solicitada y su concesión se publicará en el BOPI.

Esta publicación abre un plazo de 6 meses dentro del cual, quién lo pretenda, puede formular oposición a la patente ante la OEPM, justificándolo documentalmente. Si de la oposición resulta la existencia de algún defecto que impida mantener la patente, la OEPM dará al titular de la misma una oportunidad de subsanarlo, antes de resolver con carácter definitivo sobre la oposición planteada.

Si no se formula ninguna oposición, o si la OEPM resuelve de forma favorable a la patente, esta se concede por el plazo improrrogable de 20 años, y otorga a su titular el derecho exclusivo de explotar económicamente la invención patentada y su derecho a prohibir a cualquier tercero que no cuente con su consentimiento la fabricación, introducción en el comercio, su venta o la utilización o posesión con esos fines.

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es