CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

24/07/2015

Tribunal Supremo: el subsidio de desempleo no es incompatible con pequeños trabajos agrícolas destinados al consumo familiar

Una mujer de Albacete, perceptora desde 2008 del subsidio de desempleo para mayores de 52 años, se encontró en el año 2011 con que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) acordó extinguir su subsidio y declarar la percepción indebida del mismo en el periodo comprendido entre los meses de marzo y diciembre de aquel año, reclamándole 4.473 euros. El motivo: haber realizado labores de explotación de un olivar de su propiedad, traducida en una recolección cuyo rendimiento anual alcanzó unos 900 euros y fue destinado al autoconsumo familiar.

La mujer acudió a los Juzgados, los cuales dejaron sin efecto aquella resolución. Disconforme, el SEPE acudió al Tribunal Supremo invocando el mandato legal contenido en la Ley de Seguridad Social, que prescribe que la prestación o el subsidio de desempleo serán incompatibles con el trabajo por cuenta propia, aunque su realización no suponga la inclusión obligatoria en alguno de los regímenes de la Seguridad Social, o con el trabajo por cuenta ajena, excepto cuando éste se realice a tiempo parcial.

En su recurso, el SEPE hizo notar que el propio Tribunal Supremo, en el año 1997 y ante un supuesto idéntico, había dado la razón al INEM, argumentando entonces que la norma es clara y que el sentido propio de sus palabras -primer canon de interpretación de las leyes- no se opone a su espíritu y finalidad, que es evitar el fraude en la percepción de los subsidios.

En este caso, sin embargo, el alto tribunal se inclinó por dar la razón a la perceptora del subsidio en su sentencia de 27 de abril de 2015, haciendo hincapié en sus particulares circunstancias: así, unas labores orientadas al autoconsumo, que carecen del menor atisbo de profesionalidad y que pueden entenderse como trabajos residuales y esporádicos de mera administración y conservación de un pequeño patrimonio agrícola, que de otro modo se vería malbaratado y perdido por dejar de prestarle los mínimos cuidados imprescindibles, que incluyen la recogida del fruto, no pueden entenderse comprendidas dentro de aquel mandato legal, por muy claro que éste sea.

La incompatibilidad del desempleo con el trabajo por cuenta propia o ajena -razona el tribunal- presupone no solo una apariencia de profesionalidad en la actividad, sino también una explotación agraria en sentido estricto, cualquiera que sea su entidad y grado de organización, orientada a la producción de bienes con básicos fines de mercado, por lo que ha de excluirse tal incompatibilidad cuando la labor agraria se concreta a un reducido cultivo para cultivo familiar, en términos tan limitados que excluyan palmariamente la posibilidad de fraude.

Sostener lo contrario -concluye- comporta sacar la norma de contexto y desconocer una realidad sociológica, a la par que lleva a consecuencias desproporcionadas y poco acordes a la equidad.

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es