CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

29/05/2015

Tribunal Superior del Principado de Asturias: el subsidio de desempleo no se revoca por dejar de cumplir las condiciones que dan derecho a percibirlo, sino que solamente se suspende durante el periodo en que aquellas no se cumplen, y debe reanudarse cuando se reproduce la situación de necesidad

En el caso examinado por el TSJ Asturias en su sentencia de fecha 13 de marzo de 2015, el trabajador venía percibiendo una prestación por desempleo hasta septiembre de 2012; a su extinción, solicitó y le fue reconocido el subsidio de desempleo.

Este subsidio le fue revocado en octubre de 2013, exigiéndosele la devolución de las cantidades percibidas entre agosto de 2012 y septiembre de 2013, cuyo montante ascendía a 5.832,89 euros. El motivo: haber salido al extranjero y permanecer fuera de España más de 15 días sin haberlo comunicado previamente al SPEE. El trabajador estuvo fuera de España un total de 22 días.

Disconforme, impugnó la revocación ante el Juzgado de lo Social de Gijón, que desestimó la demanda en atención al hecho incontestable de que el trabajador que percibe una prestación o un subsidio de desempleo ha de comunicar a la entidad gestora su salida al extranjero por tiempo superior a 15 días, pues se entiende que mientras no permanece en España en ese periodo no está en disposición de aceptar un trabajo y se sitúa, por tanto, fuera del ámbito de la acción protectora de la Seguridad Social.

Por el contrario, el TSJ Asturias estimó su recurso, remitiéndose a la respuesta ofrecida en numerosas ocasiones por el Tribunal Supremo a la cuestión relativa a determinar la incidencia de la ausencia del territorio español de los beneficiarios de prestaciones en la protección por desempleo.

Así, han de distinguirse las siguientes situaciones:

a) una prestación "mantenida", en los supuestos de salida al extranjero por tiempo no superior a quince días naturales al año, por una sola vez, siempre que el desplazamiento se haya comunicado a la Administración española en tiempo oportuno;

b) una prestación "extinguida", en los supuestos de prolongación del desplazamiento al extranjero que comporte "traslado de residencia", es decir, por más de los noventa días que determinan en la legislación de extranjería el paso de la estancia a la residencia temporal;

c) una prestación "suspendida", en el supuesto particular de "búsqueda o realización de trabajo" o "perfeccionamiento profesional" en el extranjero por tiempo inferior a "doce meses"; y

d) una prestación "suspendida", en todos los demás supuestos en que se haya producido el desplazamiento al extranjero por tiempo inferior a noventa días, con la consiguiente ausencia del mercado de trabajo español del beneficiario de la prestación por desempleo.

Por consiguiente, en supuestos de ausencia del territorio nacional no comunicada a la entidad gestora, por tiempo superior a 15 días e inferior a 90, la prestación se suspende desde la fecha de salida a la de regreso, lo que conlleva la pérdida de la prestación en el referido período y la devolución de las cantidades correspondientes al mismo, con el derecho a la reanudación del abono desde el regreso. En el caso, supone que el SPEE solamente puede exigir la devolución del subsidio percibido por el trabajador en el periodo en que permaneció fuera de España, pero no revocar el subsidio en su totalidad.

Esta doctrina, que en sí no parece mucho, guarda coherencia con otros pronunciamientos del Tribunal Supremo -como por ejemplo el contenido en la Sentencia de 8 de febrero de 2006- referidos a prestaciones y subsidios, que siguen un criterio general conforme al cual se debe permitir a los asegurados recuperar inmediatamente el derecho al subsidio cuando se reproduce la situación de necesidad, con la finalidad de acompasar de la manera más exacta posible la dinámica de la situación de desempleo a la dinámica del derecho a prestaciones.

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es