CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

22/05/2015

La reforma del Código Penal (II) y los nuevos delitos

Viene de aquí (La reforma del Código Penal (I) y los nuevos delitos).

Delitos de corrupción en los negocios y en la Administración Pública

La base de estos delitos es el pago de un soborno para la obtención de una ventaja en las relaciones económicas, los cuales se castigarán en todo caso con la prohibición de contratar con el sector público y de recibir ayudas o subvenciones públicas, beneficios o incentivos fiscales, o de intervenir en transacciones comerciales de trascendencia pública.

Se refuerza el castigo de los delitos de corrupción en la Administración Pública, se amplían los plazos de prescripción, y se crea el delito de financiación ilegal de los partidos políticos.

Incendios forestales

Se elevan las penas por los delitos de incendio, que será de prisión de 3 a 6 años -hasta la reforma era de 1 a 5 años-, en atención a su consideración de delito contra la seguridad colectiva, y se introduce como novedad la posibilidad de imponer al culpable medidas encaminadas a restaurar el ecosistema forestal dañado y la protección de los espacios naturales. Por otro lado, estos delitos dejan de ser competencia del tribunal del jurado y se restituye su conocimiento y juicio a los tribunales profesionales.

Delitos de atentado

Pasan a incluirse todos los supuestos de acometimiento, agresión, empleo de violencia o amenazas graves de violencia sobre el agente de la autoridad. La resistencia meramente pasiva sigue considerándose como desobediencia grave, mientras que la desobediencia leve sale del Código Penal y su sanción tendrá carácter administrativo con arreglo a lo dispuesto en la Ley de Seguridad Ciudadana.

Se incluyen en su ámbito los funcionarios de la educación y la sanidad, otorgando carta de naturaleza a una situación que de hecho ya había recogido la jurisprudencia mayoritaria. Por otro lado, se aumentan notablemente las penas en función del medio empleado para la producción del delito y, en particular, la utilización de armas u objetos peligrosos, lanzamiento de objetos contundentes, líquidos inflamables o corrosivos, acometimiento con un vehículo de motor u ocasionados con ocasión de un motín, plante o incidente colectivo en el interior de un centro penitenciario.

Serán delito leve las faltas de respeto y consideración a la autoridad que actúe en el ejercicio de sus funciones.

Alteración del orden público

Parte de la referencia a un sujeto plural y a la realización de actos con violencia sobre cosas o personas. Se castiga en éste ámbito la incitación a la violencia y se configura como agravantes el porte de armas, reales o simuladas, realización de acciones violentas especialmente peligrosas para la vida o la integridad de las personas y la comisión de actos de pillaje.

Se introduce como nuevo delito la difusión de mensajes que inciten a la comisión de alguno de los delitos agravados de alteración del orden público; se revisa el delito de aviso falso de bomba, para incluir como delictivo la activación mediante noticias falsas de los servicios sanitarios o de emergencia.

Trata de seres humanos

Se incluye con la reforma la entrega o recepción de pagos para obtener el consentimiento de la persona que controla a las víctimas; la trata para concertar matrimonios forzados; la explotación a fin de que las víctimas cometan actos delictivos, y se agrava la pena para los casos de causación de lesiones graves en su comisión.

Incitación al odio y la violencia

La reforma se hace eco del criterio del Tribunal Constitucional respecto del delito de negación del genocidio, que solo será de aplicación cuando esta conducta constituya una incitación al odio u hostilidad contra las minorías.

Se tipifican dos conductas: por un lado, las acciones de incitación al odio y la violencia contra grupos o individuos por motivos racistas, antisemitas o por ideología, religión, etnia o pertenencia a grupos minoritarios, así como la negación o el enaltecimiento del genocidio y lesa humanidad o contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado; por otro, los actos de humillación o menosprecio y los de enaltecimiento o justificación de los delitos cometidos contra los mismos con una motivación discriminatoria.

Se prevé como agravante la utilización de internet como medio para la comisión de estos delitos.

Delitos contra la libertad

Se introduce un nuevo tipo penal de acoso que castiga aquellos supuestos en que, sin llegar a producirse una amenaza explícita o una coacción directa, se producen conductas reiteradas mediante las cuales se menoscaba gravemente la libertad y el sentimiento de seguridad de las víctimas, a las que se somete a persecuciones o vigilancia constantes, llamadas reiteradas u otros actos continuos de hostigamiento.

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es