CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

15/05/2015

Tribunal Supremo: a efectos de la pensión de viudedad, la pareja de hecho ha de estar inscrita en un registro público o constituida formalmente en escritura pública

En el caso, la demandante solicitó a la Seguridad Social que se le otorgase una pensión de viudedad al fallecimiento del que fue su pareja de hecho, fundando su solicitud en el hecho de que ambos habían convivido desde 1985 en una vivienda que compraron por mitad y proindiviso, en la que estaban empadronados y en la que vivían juntos con dos menores: una, hija de la demandante, y la otra, habida en común; además, tanto la demandante como la hija común estaban incluidas como familiares a cargo en la cartilla de la Seguridad Social del fallecido, pareja y padre respectivo.

El INSS denegó otorgarle la pensión de viudedad, argumentado no haberse el fallecido y la demandante constituido formalmente como pareja de hecho, tal como exige la ley. Efectivamente, ésta otorga el derecho a la pensión de viudedad a la pareja de hecho del fallecido siempre que se cumplan dos requisitos: acreditar una convivencia estable y notoria -mediante certificado de empadronamiento- con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años, y estar inscrita en alguno de los registros autonómicos específicos existentes o bien haber otorgado escritura pública en el que conste la constitución de la pareja, con una antelación de dos años con respecto a la fecha del fallecimiento del causante.

De acuerdo con sus circunstancias, la demandante cumplía el primero de los requisitos -la convivencia estable e ininterrumpida-, pero no el segundo -inscripción en registro o constitución en documento público-. Así, tanto el Juzgado de lo Social de Alicante como el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana desestimaron su demanda.

La cuestión que se suscitó ante el Tribunal Supremo fue, sin embargo, si la condición de la demandante como beneficiaria en la tarjeta sanitaria de su pareja fallecida podía considerarse como inscripción en un registro público. La respuesta no es sencilla y de hecho en 2011 la sede en Granada del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, ante un caso idéntico, consideró que la cartilla de la Seguridad Social en la que figura la pareja de hecho como beneficiaria del causante es reflejo de que habían manifestado ante una entidad y registro público su deseo de constituirse en pareja de hecho, por lo que reconoció la pensión de viudedad solicitada en aquella ocasión.

Ante esos dos pronunciamientos contradictorios, cumplía al Tribunal Supremo dar una respuesta que unificase el criterio y orientase a los tribunales inferiores. Y ésta fue negativa al derecho de la pareja no inscrita o constituida formalmente.

Aun reconociendo que se trata de un tema complejo y que afecta al concepto mismo de "pareja de hecho" y sus diferencias con el matrimonio, lo cierto -dice su sentencia de 10 de marzo de 2015- es que la inscripción en registro específico o constitución en documento público tienen un carácter constitutivo y "ad solemnitatem" de la existencia de la pareja a los efectos de seguridad social, sin que pueda ser sustituida por la acreditación de la propia convivencia por otros medios que no sean los específicos previstos por la ley.

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es