CARLOS ALBERTO PÉREZ LÓPEZ

ABOGADO

10/10/2014

Tribunal Superior de Justicia de Cantabria: "Debe hablarse de incapacitados, más que de incapacidades."

Así se puede sintetizar la fundamentación de la STSJ Cantabria, Sala de lo Social, de 3 de septiembre de 2014; ponente: Fernández García, sentencia 616/2014, relativa a un procedimiento de incapacidad. En este asunto, el demandante, trabajador por cuenta ajena, fue declarado por el INSS en situación de Incapacidad Permanente en grado de total; disconforme, recurrió al Juzgado de lo Social con el propósito de ser declarado en situación de incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo derivada de enfermedad común, alegando que en supuestos similares al suyo se había reconocido la incapacidad absoluta lo que se le niega en la instancia.

Tanto la sentencia de instancia como la de suplicación desestiman la demanda. Al respecto, el Tribunal Superior de Cantabria argumenta, citando doctrina del Tribunal Supremo al respecto que "en principio, las decisiones en materia de invalidez permanente no son extensibles ni generalizables, porque, mas, que de incapacidades debe hablarse de incapacitados; el carácter individualizado de estas situaciones impone una calificación centrada en la repercusión funcional de las lesiones, variable en cada caso concreto en atención a las diversas circunstancias que determinan el alcance de esa repercusión por lo que, normalmente, no es posible generalizar las decisiones a través de criterios abstractos; lesiones aparentemente idénticas pueden afectar a los trabajadores de distinta manera en cuanto a su incidencia en la capacidad de trabajo y, en consecuencia, no es posible fundar en la valoración de esta incidencia individualizada un recurso de casación para la unificación de doctrina."

En este tipo de operaciones, no está normalmente en juego el establecimiento del alcance de las definiciones legales de los distintos grados de incapacidad permanente, sino que se trata, únicamente, de valoraciones empíricas de situaciones individualizadas que, por su propia naturaleza, no son susceptibles de generalización.

"En materia de determinación de un grado invalidante -continua el Tribunal-, la invocación de precedentes jurisprudenciales resulta inefectiva, aun en los supuestos en que las reducciones anatómicas y funcionales a considerar pueden parecer análogas o incluso iguales. Pues tales precedentes no alcanzan el grado de doctrina vinculante, dado que la calificación de cada invalidez permanente, en cuanto que sólo así queda otorgada la plena tutela judicial, ha de realizarse teniendo en cuenta la singularidad de cada caso, por lo que no pueden objetivarse y generalizarse determinadas decisiones fuera del supuesto concreto que las motiva."

Manuel Núñez 3, 2.º, Oficina 1, 36203 Vigo, Pontevedra
Teléfono +34 986225237, Fax +34 986225554
carlosaplopez@icavigo.es